Saltar al contenido

¿Qué es la diabetes gestacional?

diabetes gestacional

Se conoce como diabetes gestacional  a una tipología de diabetes que desarrollan algunas mujeres durante su embarazo. Según las estadísticas, entre un 2 al 10% de mujeres embarazadas tiene la posibilidad de desarrollar esta enfermedad, se considera como uno de los padecimientos más común en las embarazadas, el porcentaje se eleva con las mujeres latinas.

Debido a que, la diabetes es una enfermedad muy compleja. Y cuando las mujeres se encuentran gestando es posible que el organismo no pueda responder adecuadamente a los cambios. Por lo tanto, cuando el organismo de ellas  no responde y no produce suficiente insulina aparece la diabetes gestacional, también llamada diabetes de embarazo.

Sin embargo, en la mayoría de ocasiones la diabetes gestacional desaparece con el nacimiento del bebé. Pero, tiene el riesgo más alto que reaparezca en embarazos siguientes, así como el desarrollo de diabetes tipo 2 mucho más adelante.

En el siguiente artículo te explicamos sobre la diabetes gestacional y otros aspectos relacionados.

¿Cómo puedo saber si tengo diabetes gestacional?

Por lo general, la diabetes gestacional no se presenta con síntoma alguno. Por lo tanto, las mujeres en estado deben realizarse un estudio denominado prueba de tolerancia a la glucosa cuando están entre las semanas 24 y 28 de gestación.

Pero, las mujeres con un riesgo elevado de padecer diabetes, tales como las que muestran señales en un examen de orina, requieren que su médico de confianza le realice la prueba en la primera consulta prenatal y luego entre las 24 y 28 semanas de gestación si es negativo el resultado.

Cuando el resultado de la prueba es positivo, no significa que tiene diabetes gestacional, quiere decir que necesita otra prueba más profunda, la prueba de tolerancia a la glucosa o GTT para asegurarse si la padece o no.

¿Qué factores aumentan el riesgo de padecer diabetes del embarazo?

Algunos de los factores que elevan el riesgo de tener diabetes del embarazo o gestacional son los siguientes:

  • Tiene obesidad, el índice de masa corporal es mayor de 30.
  • Padeció diabetes gestacional en embarazo anterior.
  • En una examen de orina, encuentran azúcar en los resultados.
  • Varios miembros de la familia sufren de diabetes.

Existen algunos especialistas que realizan la prueba al considerar otros factores de riesgo, tales como:

  • Dar a luz un bebé muy grande, con un peso de 4 kilos o más.
  • En un embarazo previo, nació sin vida un bebé sin causas reveladas.
  • En embarazo anterior tuvo un bebé con defecto de nacimiento.
  • Presión sanguínea alta.
  • Edad mayor a los 35 años.

En general, estos son algunos factores potenciales. Sin embargo, existen muchos casos  de mujeres que desarrollan diabetes gestacional y no presentan ninguno de los factores anteriormente mencionados. Por lo tanto, los médicos recomiendan a todas las embarazadas que se realicen el estudio.

¿Cómo puede la diabetes gestacional afectar mi embarazo?

En la mayoría de los casos de mujeres que padecen diabetes gestacional sus bebés nacen sanos y saludables. Lo importante es mantener un control y nivel de azúcar en la sangre, es esencial llevar una buena alimentación y ejercitarse frecuentemente. Pero, en ocasiones se requiere el consumo de medicamentos para mantener los niveles normales.

Se recomienda informarse sobre la prevención y cómo reducir las consecuencias de la diabetes gestacional, así como también mantener una supervisión del médico de confianza.

¿Cómo puede afectar la diabetes gestacional a mi bebé durante el embarazo?

Cuando no se trata de forma adecuada, la diabetes gestacional trae consecuencias de seriedad para el bebé tanto a corto plazo como a largo plazo. El exceso de azúcar e insulina en tu sangre hace que el bebé engorde demás estando en el útero, más en la parte superior del cuerpo.

En caso que el bebé sea muy grande, el parto vaginal será mucho más difícil y complicado que, en ocasiones requiere una cesárea. El aumento de peso se denomina macrosomia. Cuando los bebés tienen macrosomia no pasarán adecuadamente por el canal de la vagina, debido  a su tamaño el hombro se puede quedar atascado durante el parto.

Al presentarse esta situación se denomina distocia de hombro, cuando sucede es necesario que el doctor y los asistentes le ayuden a realizar las diversas maniobras especiales, de tal manera, el bebé nazca sin inconvenientes.

Existen algunos casos extremos, donde el bebé sufre algunos daños en el nervio del brazo, inclusive romperse su hueso, sin embargo el 99% de las veces estas maniobras no deja ninguna consecuencia. En ocasiones raras, al bebé le puede faltar el oxígeno por un corto tiempo durante la maniobra causándoles daños en su cerebro.

¿Qué debo hacer si padezco diabetes gestacional?

Es necesario conocer el nivel de la diabetes, lo más importante es mantener un registro constante de los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda utilizar un glucómetro para ello, pero el médico puede recomendar el más apropiado para cada quien.

Los mejores consejos para controlar los niveles de glucosa bajo son los siguientes:

  • Mantener una dieta balanceada y saludable:

Los especialistas recomiendan consultar con un dietista registrado, esa persona va a ayudar a crear un régimen dietético específico acorde al peso, la altura  y nivel de la actividad que realiza. Es necesario que sea una dieta equilibrada, con la cantidad adecuada de calorías, minerales y vitaminas.

De esta forma, se mantendrá un nivel apropiado de glucosa en la sangre, no saltar las comidas, el desayuno es importante, es importante evitar productos azucarados tales como pasteles, galletas, caramelos y gaseosas. De igual manera, evitar los carbohidratos sobre todo el pan.

  • Ejercicio Moderado

Los resultados de estudios resaltan que es de gran ayuda para que el cuerpo procese la glucosa, el ejercicio con moderación, mantiene el nivel adecuado de azúcar en la sangre. Puedes caminar o trotar, inclusive nadar por 30 minutos. Es de mucha ayuda para el control de la diabetes gestacional. Consulta a tu médico qué ejercicio es adecuado para ti.

  • Ingerir insulina

Cuando no se puede mantener un control del nivel de glucosa en sangre con el ejercicio y la dieta, el médico te va a recetar el medicamento apropiado, puede ser en inyecciones u oral.