Saltar al contenido

¿Puedo ser madre con menopausia?

ser madre a los 45

La maternidad es proceso que puede durar en llegar toda una vida para algunas mujeres. Van pasando los años y la misma llega a no presentarse, lo que hace que poco a poco se pierda las esperanzas. Esto tiene como consecuencia, ante el paso de las etapas, que se evalúen las posibilidades de ser madre con menopausia.

Ser madre con menopausia puede sonar imposible y contradictorio. Esto se debe a que la misma representa precisamente la culminación de la edad reproductiva y el paso a la vejez. Por ello suele ser determinante en los casos de mujeres que no han podido conseguir la maternidad con el tiempo.

Durante la menopausia finalizan los periodos menstruales, debido a que la falta de hormonas en el organismo. Igualmente se dejan de producir óvulos, lo que es símbolo inmediato de la imposibilidad reproductiva. Esta es la consecuencia principal del paso en el tiempo la mujer.

Por esta razón cuando se habla de menopausia es difícil asociarla a las posibilidades de un embarazo. Sobre todo para las mujeres que no han conseguido el mismo en toda su vida y mentalmente es imposible en edades avanzadas. Realmente es una situación difícil por el agotamiento físico y emocional que implica un embarazo después de los 45 años de edad.

A pesar de todo lo anterior ser madre con menopausia no es algo imposible de lograr. Es una tarea que requiere de un mayor esfuerzo y la asesoría estricta de los especialistas en el área. Igualmente implica una labor para a cual se debe estar preparada en todos los aspectos.

No hay que rendirse

Lo primero para lograr ser una madre con menopausia es evitar rendirse. Ha pasado mucho tiempo desde el primer intento maternal, por lo que es momento de realizar un esfuerzo extra. Para ello se tomaran en cuenta ciertos pasos que pueden haber sido ignorados anteriormente.

Es fundamental tener presente de que este embarazo será prácticamente imposible de manera natural. Precisamente es por ello que se habla de esfuerzos extras para la concepción. Esto se debe a que el organismo ha dejado de producir los óvulos y las hormonas que hacen posible la gestación en general Por esta razón las posibilidades se seguirán reduciendo con el paso del tiempo.

Pero no hay que rendirse ante esta situación ya que precisamente la ciencia será la encargada de solucionar el problema. Han pasado muchos años desde los primeros intentos de fertilidad de modo artificial. Por esta razón en la actualidad existen muchos avances que garantizan el éxito de cualquier embarazo.

Es fundamental que la mujer se encuentre bajo la supervisión del ginecólogo, sobre todo si está planificando un embarazo. El mismo determinara los pasos a seguir para realizar el procedimiento en la mujer con menopausia.  Las técnicas de reproducción asistida son la primera opción para lograr esta gestación

La reproducción asistida

Existen diferentes técnicas de reproducción asistida adaptadas a los casos particulares de cada mujer con problemas de fertilidad. En el caso de las menopaúsicas se utiliza la fecundación in vitro como una posible solución. La misma implica la introducción de un ovulo previamente fertilizado, ya sea de la misma o de otra persona.

A este procedimiento se le debe sumar los tratamientos hormonales que preparan nuevamente al organismo. La idea es reactivar las hormonas pertinentes para el desarrollo de un embarazo exitoso. Igualmente se deben tener presente los cuidados particulares que implica un embarazo en edades que sobrepasan los 40 años.

Riesgos de una futura madre con menopausia

Los riesgo no pueden faltar en cualquier embarazo, sobre todo en los de madres con menopausia. Uno de los principales es aumento de las posibilidades de abortos en el inicio de la gestación. También se tienen altas probabilidades del nacimiento de un bebe prematuro o partos complicados.

Los problemas como la preclamsia, la diabetes gestacional y las alteraciones cromosómicas son posibles igualmente. Cada uno de ellos debe de ser prevenidos, en la medida de lo posible. Es precisamente por esta razón que los cuidados deben ser más específicos, tanto por la salud de la madre como del bebé.

Las madres con menopausia son posibles en esta era donde la ciencia y tecnología van de primera mano. Aunque antes de someterse a cualquier tratamiento es fundamental considerar todos los factores que puede involucrar.