La diseminación vascular o linfática (Teoría de Halban)

La diseminación vascular o linfática

Muchas veces una teoría entorno a cualquier enfermedad puede llamarse o conocerse de diferentes maneras. Este es el caso de la diseminación vascular o linfática, cuyos nombren varían aunque su propuesta es la misma.  Esta teoría fue iniciada por el mismo Sampson pero construida propiamente por J. Halban.

El trabajo en equipo de John Sampson con J. Halban determino otro punto importante referente a la endometriosis. En este caso se inició precisamente con la teoría de la menstruación retrograda del primero, en donde afirma que el endometrio viaja a través de la sangre. Luego a esta se le suman otros factores relevantes que ayudan a formar una nueva hipótesis con respecto a la enfermedad.

Es importante señalar que estas teorías siguen siendo del siglo pasado por lo que han sido refutadas. Igualmente a partir de ellas se ha hechos otros análisis que han mejorado la información y ayudado a posibles soluciones. Cada vez son más los avances que hay entorno a esta enfermedad, pero igualmente hay que conocer sus primeras teorías. La diseminación vascular o linfática es precisamente uno de los primeros aportes fundamentales para dicho progreso.

Una teoría que envuelve diferentes factores del organismo y que de allí precisamente nace su complejidad. Para poder hacer análisis precisos en este aspecto, junto con su compresión, hay que tomar en cuenta dos puntos sumamente relevantes. Se debe determinar la importancia del sistema circulatorio y  el periodo menstrual de la mujer, junto con su relación.

La teoría de Halban

Al analizar la teoría de Halban es primordial recordar de lo que se trata la endometriosis propiamente. Al ser un crecimiento del tejido endometrial en otras zonas del organismo que no le corresponde nace esencialmente esta hipótesis. La misma avala que precisamente estos fragmentos pueden llegar a viajar por los vasos sanguíneos.

De esta manera la diseminación vascular o linfática precisa la forma en que la endometriosis puede llegar a órganos lejanos. Se han descubierto casos de la enfermedad a nivel de los pulmones, sistema digestivo y cerebro. Estos casos se justifican por el transporte del tejido endometrial a través de las vías circulatorias. De este modo se hace fundamental manejar esta teoría para poder detallar la aparición del problema en estos lugares.

Este origen es relacionado constantemente a la teoría de la menstruación retrograda. Ambas hipótesis se apoyan entre ellas, por lo que se ve el trabajo entre Sampson y Halban. Aunque cada una igualmente tiene sus fallos por separado, pero juntas llegan a complementarse de manera más eficiente. A pesar de esto todavía hay dudas que las relacionan y que no han sido respondidas.

La diseminación vascular es una de las teorías que ha dado un mayor número de respuestas a la comunidad científica. Una de las más importantes es evidenciar el hecho de que la endometriosis aparezcas en lugares tan remotos. Existen órganos que son más propensos a contraer la enfermedad que otros, pero estos son otro tipo de planteamientos.

Fallos en la diseminación vascular o linfática

Una parte fundamental de la endometriosis es lo que se refiere a la adhesión y a la progresión. Esto quiere decir que para que la enfermedad se desarrolle el tejido debe consolidarse en los órganos en primer lugar. Precisamente de esta acción es que provienen muchos de los síntomas, como por ejemplo los dolores.

La relación del acto de adhesión con la teoría de diseminación vascular es que aún no se ha podido justificar cómo ocurre. Al ser una de las fases fundamentales para el desarrollo de la endometriosis se debe justificar la forma en que sucede este proceso. De este modo se sabe que hay un viaje por el torrente sanguíneo, pero no como se adhiere a los órganos.

Lo mismo ocurre con la progresión, debido a que la endometriosis es una enfermedad que se va expandiendo. A medida que el malestar pasa por las diferentes fases, desde la primera hasta la cuarta, se va transformando. Poco a poco se va propagando haciendo que el malestar empeore con el paso del tiempo.

De este modo la teoría de diseminación vascular o linfática puede ser igualmente refutada. Así mismo ocurre con las primeras teorías, debido a que todavía hay mucho que investigar. La endometriosis aún tiene muchas incógnitas y su origen, hasta la fecha, no está definido completamente.

Te puede interesar

Leave a Reply