Saltar al contenido
FIV

Embriones congelados ¿cómo sobreviven?

embriones congelados

El proceso para congelar y descongelar embriones, tiende a ser muy exigente, la manera de preservarlo y, que a la vez no sea tan invasivo para ellos además no se corra el riesgo de perderlos.

Resulta común emplearlos en los tratamientos de fertilización in vitro, en estos procesos se requiere congelar varios embriones pertenecientes a una pareja, que se emplearan en futuros intentos de fecundación.

Durante la realización de este proceso, la calidad de los embriones vitrificados no se altera ni se modifica; esta técnica de conservación ha sido muy favorable porque aumenta la cantidad de embriones aptos en comparación con los que se transfieren “frescos”, o cuando se empleaba el proceso de congelación lenta. Este nuevo proceso ofrece altas tasas de embarazo porque sobreviven más embriones.

Todo paciente que posee embriones congelados, cada dos años es contactado de manera de confirmar si quieren continuar conservando congelados sus embriones, para efectuar nuevos intentos. La clínica garantiza la custodia de ellos, porque son propiedad única y exclusivamente de los pacientes.

¿Por qué no siempre se pueden congelar los embriones sobrantes de un ciclo en fresco?

Los embriones obtenidos en ciclos frescos pueden ser congelados, los sobrantes se dejan en  cultivo para estudiar el proceso de evolución y a su vez, establecer si se podrán congelar o no.

El criterio para congelar y para valorar el traspaso de embriones frescos, es distinto, debido a que en el proceso para congelar y descongelar es muy exigente, además se debe cumplir con ciertos requisitos que garanticen la duración de los embriones.

No es viable congelar los embriones que sobran, porque si se cancela una transferencia luego de descongelar, la tasa de pérdidas o anulación de la criotransferencia sería muy elevada, y readaptarla podría ser hasta un 8% solamente.

¿Cuánto tiempo se pueden quedar criopreservados mis embriones?

De acuerdo a políticas establecidas por ciertas clínicas para ejecutar Técnicas Asistidas de Reproducción, el tiempo  máximo para conservar embriones es de 50 años, y cada dos años se comunican con los pacientes dueños de estos embriones, para confirmar la conservación de los mismos. Durante este tiempo de criopreservación, los embriones se mantienen y no pierden la calidad para una futura inseminación.

¿Cómo funciona la congelación de embriones (criopreservación)?

En la congelación de embriones se utiliza la fertilización in vitro, procedimiento  que se realiza en un laboratorio, donde se deben extraer los óvulos de la mujer combinándolos con los espermatozoides  del hombre, y así poder crear un embrión fresco.

Este proceso permite preservar la fecundación, gracias a la congelación de los embriones que se realiza por medio de vitrificación, que no altera ni modifica la calidad.  Para esto se deben cumplir con ciertos criterios, y que no sea invasivo. El proceso de congelación se realiza a través de la vitrificación.

¿Existe alguna relación entre la congelación de embriones y el embarazo de los embriones transferidos en fresco del mismo ciclo?

Resulta un tanto difícil que, un embrión se desarrolle en un laboratorio que dentro del útero de una madre. Se han realizado estudios donde no existe un vínculo lógico entre la persona que queda embarazada por medio de transferencia fresca o por la acción de congelar los embriones.

Embriones congelados ¿cómo viven?

Existe un desconocimiento referente a cómo viven los embriones luego de estar congelados. Hay quienes suponen paredes repletas con armarios en forma de pequeñas literas, o, habitaciones en forma de refrigeradores grandes, otras opiniones indican que se encuentran en pequeñas capsulas apiladas en forma de panal de abejas. Pero el tamaño real es microscópico, por lo tanto, ocupan espacios muy pequeños. En un contenedor pueden conservarse hasta 10.000 embriones.

Los contenedores poseen compartimientos donde se colocan los embriones hermanos en pequeños cubiletes, se identifican por color de acuerdo a cada familia. Dentro de cada envase o cubilete se guardan cilindros contentivos de hasta tres embriones, identificada con una diminuta etiqueta con todos los datos del paciente. Esta información pasa a una computadora, donde se registran todos los datos incluyendo la ubicación de cada embrión.

El proceso de congelación de embriones y desarrollo se realiza así: el primer día de  fecundación es sólo una célula, seis días después es un blastocito el cual contiene células y mantiene el mismo tamaño.

Siete días subsiguientes, va creciendo una membrana externa, que cuando las células la rompen, se forman una eclosión de blastocito, al salir, son implantados en la parte interna del útero. Hasta esta etapa se pueden congelar los embriones.

El tiempo de duración de congelación tarda unas pocas horas, los cubiletes contentivos de embriones se colocan en solución crioprotectora,  que no permite que se formen cristales de hielo y que a su vez, puedan ser atraídos por medio de las pajuelas de inseminación, que luego serán trasladadas a otro contenedor con nitrógeno líquido. El contenedor debe tener una temperatura entre -196º. Estos contenedores tienen como característica particular, que son de color blanco y de acero. En algunos laboratorios o clínicas los personalizan.

Actualmente, se emplea el método de vitrificación el cual es un proceso que convierte un material en sólido amorfo parecido al vidrio, y que no posee estructura cristalina. Es decir, el tiempo que pasa de 37º a -196º es en pocos minutos. Este método se realiza debido a que el proceso de congelación tradicional no estaba funcionando bien, puesto que no actuaba en los ovocitos, porque al ser una célula al dañarse, no se puede reparar.

La vitrificación es un procedimiento muy delicado y requiere de personal especializado. Está considerado como un tratamiento muy eficaz, ha incrementado el porcentaje de embarazos, ya que los embriones llegan a sobrevivir casi en  un 100%.

Se establece que no existe límite de vida para un embrión congelado. En el año 2006, en el Programa de Adopción de embriones  presentado ante el Congreso de Fertilidad de la Sociedad Española, luego de tres años y medio de congelación nació un niño, pero en otra familia y quien posee dos hermanos biológicos a quienes nunca podrá conocer.